jueves, 7 de enero de 2016

Acidez de estómago (pirosis) durante el embarazo. ¿Cómo resolverla?

La pirosis o acidez de estómago es una molestia muy común en las embarazadas, sobre todo en el tercer trimestre por la presión del útero sobre el estómago. Aproximadamente el 50% de las gestantes tendrán acidez en algún momento de la gestación.

¿A qué se debe la acidez?

La progesterona es una hormona producida por la placenta durante el embarazo. Esta hormona relaja los músculos lisos del útero y la válvula que separa el esófago con el estómago. Esto produce que los ácidos gástricos regresen del estómago a esófago, y aparezca la sensación de acidez. Además, la progesterona  hace que los movimientos peristálticos del esófago e intestinos sean más lentos, haciendo la digestión más pesada. 

En las últimas semanas, con el tamaño del feto ocupando la mayor parte de la cavidad abdominal, los ácidos estomacales se desplazan hacia el esófago.


¿Qué se puede hacer para mejorar los síntomas?
Pequeños cambios de hábitos puede mejorar mucho este problema:
-Es recomendable comer poca cantidad de alimentos poco grasosos, y sobretodo comer poco a poco.

-Se pueden comer alimentos tantas veces como haga falta pero en poca cantidad. Alimentos como tostadas, pan, fruta en general, comida ligera. 

-Evitar alimentos que irriten el esófago: condimentos como vinagre, primienta, cítricos o salsas de tomate o platos que lo contengan, cafeína, teína, alcohol.

-Beber entre comidas principalmente.

-Dejar entre una y dos horas después de la ingesta antes de estirarse o ir a dormir.

-Elevar el cabecero de la cama 15-20 cm.

-Llevar ropa cómoda que no apriete, sobre todo en el abdomen y cintura.

-No fumar. Además de lo nada recomendable que es el tabaco durante el embarazo, aumenta considerablemente la acidez estomacal. Un motivo más para no fumar o dejarlo si estás embarazada.


Siguiendo estos sencillos consejos podrás combatir este molesto síntoma producido durante el embarazo. Esperando que sea de vuetro interés.

Copa menstrual :Uso y ventajas

Aunque suelo dedicar muchas entradas al proceso embarazo-parto-postparto, las matronas hacemos muchas más cosas, entre ellas asesoramiento...