domingo, 31 de enero de 2016

Cribado para la detección precoz del cáncer de mama: Mamografía


El cáncer de mama es el más común de la mujeres del mundo, representa el 16% de todos los cánceres femeninos. Todos conocemos a alguna mujer que ha pasado esta enfermedad. Cada vez se conoce más sobre este cáncer y su diagnóstico precoz hace que se pueda tratar desde estadios muy iniciales y aumentar en gran número la supervivencia.

La principal herramienta para la detección precoz del cáncer de mama son las mamografías.
Según la OMS la mamografía de cribado es el únido método que es eficaz. Si la cobertura supera el 70% se puede reducir la mortalidad por cáncer de mama en un 20-30% en mujeres de más de 50 años.
En cuanto a la autoexploración mamaria no existen datos acerca del efecto cribado mediante esta técnica.Pero esta práctica empodera a las mujeres, les hace conscientes y responsables de su salud y fomenta la toma de conciencia. No se recomienda la realización de autoexploración de las mamas como único método de diagnóstico precoz, debido a su baja fiabilidad. 

¿Qué es una mamografía?

Una mamografía es una radiografía de la mama. Las mamografías habituales son las mejores pruebas para detectar el cáncer de mama en sus etapas iniciales, a veces hasta tres años antes de que se pueda sentir con la palpación.


¿Cuándo se debe comenzar el cribado de cáncer de mama?

Varía según las Comunidades Autónomas, pero lo recomendable es que todas las mujeres lo inicien a los 50 años hasta los 65 años ( en algunas comunidades hasta los 69 años) y repetirla cada 1-2 años.En mujeres entre los 40 y 45 años solamente puede ser aconsejable si existen factores de riesgo elevado como el genético(cáncer en madre, hermanas o tías). Hay que tener en cuenta que la mamografía es menos sensible en mujeres con mamas densas, como ocurre con las mujeres jóvenes.


¿En qué consiste la prueba?

La mama se comprime entre dos placas de plástico y se obtienen imágenes de calidad de toda la mama. Se suelen realizar imágenes de arriba a abajo y de un lado a otro de la mama. En el momento de hacer la prueba hay que permenacer quieta y a veces le pueden decir que mantenga la respiración. No es dolorosa aunque puede resultar molesta por la presión de las placas en la máquina.

Es importante que estemos mentalizados ante la detección precoz mediante las campañas de prevención. Porque la prevención salva vidas. Las matronas informamos del cribado del cáncer de mama y revisamos que las mujeres que acuden a nuestra consulta a partir de los 50 años estén incluidas en este cribado y se realicen la prueba de manera rutinaria, además de resolverles dudas al respecto o derivarlas al ginecólogo si fuera necesario.


Copa menstrual :Uso y ventajas

Aunque suelo dedicar muchas entradas al proceso embarazo-parto-postparto, las matronas hacemos muchas más cosas, entre ellas asesoramiento...