lunes, 25 de enero de 2016

Primeros cuidados del recién nacido: Piel con piel


Afortunadamente, estos últimos años ha cambiado el concepto de parto=enfermedad, Recién nacido=niño que hay que llevar al nido y por lo tanto estar separado de su madre. 



El Ministerio de Sanidad, a través de su Estrategia de Atención al Parto Normal, recomienda desde el año 2008 eliminar los nidos de los hospitales con el objetivo de mejorar el binomio madre-recién nacido. En muchos hospitales estos nidos ya no cumplen su función original, y se utilizan para otras prácticas.
Hoy os quiero hablar del piel con piel y de la importancia del contacto precoz con el bebé. 




¿Qué es el contacto piel con piel?



Es el contacto directo del bebé recién nacido con la piel de su madre. Cuando nace, el bebé es colocado directamente sobre el abdomen de la madre. Aseguramos que no pierda calor tapándolo con tallas calientes y poniéndole el gorrito.

La matrona supervisará en todo momento que la vía aérea del bebé esté libre y respire sin dificultad, que no tenga frío, y cómo se adapta a la vida extrauterina mediante el test de Apgar (que valora la respiración, el tono, la frecuencia cardíaca, coloración y la respuesta a estímulos).



El piel con piel también pueden realizarlo los padres o cualquier otro familiar si la madre no puede realizarlo precozmente, por ejemplo, en una cesárea.



¿Qué beneficios tiene el piel con piel?

  1. Regula la frecuencia cardíaca del bebé y la madre.
  2. Regula la temperatura corporal del bebé.
  3. Calma y releja al bebé y a la madre.
  4. Favorece el inicio espontáneo y precoz de la lactancia materna.
  5. Libera oxitocina, hormona que entre otras funciones  ayuda a la lactancia materna.
  6. Ayuda a crear el vínculo afectivo madre-hijo.

El nacimiento es una situación estresante en la que el bebé pasa de una zona de confort (el útero materno), con alimento continuo, tranquilidad, escuchando el corazón de su madre y sintiéndola en todo momento al mundo exterior donde todo son ruidos, luces y ambientes desconocidos.
El contacto piel con piel favorece la mejor adaptación del bebé a la la vida extrauterina y disminuye el estrés del nacimiento al sentirse arropado y protegido por su madre.



¿Cuánto tiempo ha de durar este primer contacto piel con piel?


No hay ningún tiempo estipulado, aunque la mayoría de guías recomiendan comenzarlo lo más pronto posible nada más nacer y prolongarlo sin interrupción hasta las dos primeras horas de vida.


¿Y cuándo se realizan el resto de cuidados del bebé si está en todo momento con la madre?


El peso del bebé lo podemos conocer cuando haya realizado el contacto piel con piel el tiempo suficiente, antes de ir a la habitación. No corre ninguna prisa.

La identificación del bebé, poner la pinza del cordón, la administración de la vitamina K o la profilaxis ocular se puede realizar sobre la madre. 


¿Puedo realizar piel con piel si le voy a dar lactancia artificial? 


Por supuesto, de hecho este contacto aporta grandes ventajas tanto para la madre como para el recién nacido. Aunque vayas a darle biberón a tu bebé realizar el contacto piel con piel te aportará muchos beneficios.


Cada vez en más hospitales se realiza esta práctica tan beneficiosa para la madre y para el recién nacido, y se debe en ellos proveer a la madre y al bebé de todos los cuidados necesarios sin separarlos. Ojalá deje de ser algo "novedoso" y en unos años se haga en todos los hospitales.

Os dejo alguna página interesante al respecto.