miércoles, 24 de febrero de 2016

Métodos para el control del dolor durante la dilatación y el trabajo de parto: EL AGUA

La experiencia dolorosa es diferente en cada mujer.El miedo, la tensión, la falta de relajación…pueden agravar el dolor  Durante el trabajo de parto, las matronas ofreceremos medidas para aliviar el dolor
El parto es instintivo y cada mujer tiene capacidad para parir, pues es un proceso fisiológico. Hagamos caso a nuestro instinto. Al final…¡estará  esperándoos vuestro bebé como recompensa!
Hoy os propongo algunas medidas para controlar el dolor durante el trabajo de parto.


Como véis en esta imagen, son muchas las alternativas no farmacológicas para el control del dolor durante la dilatación en el trabajo de parto. Me gustaría ahondar  cada día en una de ellas, y poco a poco en diferentes entradas os iré explicando todas.


EL AGUA 

Según la FAME, La utilización del agua caliente durante la dilatación induce a la mujer a la relajación, reduce la ansiedad estimulando la producción de endorfinas, mejora la perfusión uterina y acorta el periodo de dilatación, y aumenta la sensación de control del dolor y la satisfacción.
¿Qué ventajas tiene la hidroterapia?
  • Aumento de la movilidad gracias a la flotabilidad
  •  Relajación y disminución de la sensación dolorosa relacionado con el calor del agua
  •  Aumento de secreción de oxitocina secundaria a la relajación y liberación de serotonina
  •  Aumento de la vascularización uterina dando lugar a una mayor oxigenación produciendo contracciones uterinas más efectivas
  •  Reducción en el tiempo de la primera y segunda fase de parto
  •  Aumento del grado de satisfacción materna

¿Reduce el uso del agua caliente la administración de epidural?

Sí.Los resultados de la revisión Cochrane muestran que la utilización del agua caliente reduce de forma estadísticamente significativa el uso de analgesia epidural durante el periodo de dilatación sin efectos adversos en la duración del trabajo de parto, la tasa de partos quirúrgicos y el bienestar neonatal.

¿Durante cuánto tiempo es recomendable la inmersión en agua y a qué temperatura?

 No existe evidencia de cómo influyen los diferentes tamaños de la bañera, el volumen de agua empleado, etc. (figura 2). La temperatura del agua no debe superar los 37ºC  y no se aconseja la inmersión durante más de 2 horas. La inmersión debe producirse cuando la mujer se encuentre con una dilatación de al menos 5 cm, ya que la inmersión en una fase temprana del parto puede inducir a partos prolongados.

Son muchos los hospitales que han incorporado en sus salas de partos bañeras para utilizar durante la dilatación y el parto, creemos que es un gran método para aliviar el dolor, al alcance de todo el mundo, y muy efectivo.

¡Un saludo!