miércoles, 17 de febrero de 2016

Posturas para amamantar

Las posturas durante la lactancia materna son muchas y variadas, y aprenderlas nos dará soltura y recursos, y poder cambiar de posición para evitar dolores de espalda y musculares. Son muchos los momentos del día en los que se está dando pecho, y por eso es importante encontrar un lugar cómo, como un sillón, o cojines para apoyar los brazos.

Postura sentada:

En esta postura es importante que la madre esté cómoda, con la espalda y los pies bien apoyados.Se debe acercar al bebé al pecho y no el pecho al bebé, y así mantener la espalda recta. Os podéis ayudar con cojines de lactancia o almohadas, y así el peso del bebé repose en ellos.



Postura balón de rugby:

El cuerpo del bebé pasa por debajo del brazo de la madre y sus pies apuntando a la espalda.La madre está sentada, con el bebé girado hacia fuera, con los pies orientados hacia el costado de la madre. Esta postura es útil en caso de cesárea, también para cambiar la orientación de la succión, en caso de grietas o para drenar los conductor de la parte externa de la mama.




Postura estirada:

En este caso tanto la postura como la posición son frecuentes ya que de este modo se facilita el descanso de la madre. Es especialmente útil si la madre todavía siente molestias tras el parto, sobre todo si ha sido sometida a una episiotomía o cesárea.

Procura que, al amamantar, el bebé esté suficientemente cerca del pecho. En esta posición nunca tienes que inclinarte hacia adelante. También es muy útil usar una toalla doblada o una almohada detrás del bebé para que le sirva de respaldo.



Postura sentada – Posición caballito:
 En esta posición el bebé está sentado a horcajadas sobre una de las piernas de su madre y se engancha al pecho de frente. Se puede hacer con la mamá sentada con la espalda recta o ligeramente recostada hacia detrás.Esta postura está indicada para bebés pequeños que han tenido un mal agarre para provocar un agarre espontáneo o para bebés mayorcitos que se sientan cómodos con ella.

Postura ventral o d agarre espontáneo:
Debes estar semi-acostada o sentada con la espalda reclinada hacia atrás, y colocar el bebé boca abajo sobre ti, con la cabeza situada entre tus pechos descubiertos, de modo que no quede ni un trozo del cuerpo de tu bebé que no esté en contacto con el tuyo. No es necesario sujetarlo, solo vigilarlo, porque la propia gravedad lo mantiene firme.



Permite que tu bebé cabecee, busque y escoja un pecho y golpee repetidamente con la barbilla hasta prenderse solo. Puede tardar entre 10 y 60 minutos si acaba de nacer, menos de 10 minutos si ya lleva tiempo mamando. En ocasiones, el tamaño y forma del pecho pueden dificultar el proceso. Si este es tu caso puedes ofrecerle el pecho sujetándolo entre los dedos pulgar e índice, como si se tratara de un sándwich.

La postura ventral, a la que también se la ha denominado de “crianza biológica“, en contacto directo cuerpo a cuerpo, es la que adoptan instintivamente todas las crías de primates para mamar

Espero que os sirva y os sea útil. No hay una única postura para dar de mamar. Cada madre utiliza la que se adapta mejor a sus preferencias o a sus circunstancias. No dudéis en pedir ayuda en grupos de lactancia,a la matrona, o a otras madres que hayan lactado. ¡Y confiad en vuestro instinto!

Fuentes:
http://albalactanciamaterna.org/lactancia/claves-para-amamantar-con-exito/posturas-y-posiciones-para-amamantar/
http://www.laligadelaleche.es/lactancia_materna/colocacion.htm
https://www.ihan.es/cd-el-pecho-no-tiene-horario/

Copa menstrual :Uso y ventajas

Aunque suelo dedicar muchas entradas al proceso embarazo-parto-postparto, las matronas hacemos muchas más cosas, entre ellas asesoramiento...