martes, 1 de marzo de 2016

Cultivo vaginal en el embarazo: Estreptococo del grupo B (EGB) o Streptococcus agalactiae.

Alrededor de la semana 35-37 se realiza la recogida del cultivo vagino-rectal para detectar la presencia o no del SGB (estreptococo del grupo B). En la entrada de hoy os cuento para qué se realiza esta recogida y qué se hace en caso de salir positivo.


¿Qué es el SGB?

El Estreptococo Agalactiae (EGB) es una bacteria que se encuentra normalmente en el intestino delgado de los humanos. En muchas ocasiones, por cercanía, acaba encontrándose también en el tracto urinario y/o vaginal, en el caso de las mujeres. Esta bacteria, no causa trastorno alguno si se mantiene en un cierto número, pero si hay una descompensación en el equilibrio de nuestra flora bacteriana, puede causar una infección.



¿Cómo afecta al bebé en el canal del parto la presencia de SGB?

La consecuencia principal de la infección neonatal es la aparición de sepsis, enfermedad producida por un sobreesfuerzo del sistema inmune que acaba impidiendo que la sangre llegue correctamente a los órganos vitales. Puede dejar secuelas importantes.Además, puede ocasionar infección pulmonar (neumonía), infección respiratoria, infección de los huesos y las articulaciones (osteoartritis), e inflamación en el cerebro y en la columna vertebral (meningitis). 
¿Cómo se recoge la muestra?



Alrededor de la semana 35-37 se recoge en la visita con la matrona o con el ginecólogo una muestra de exudado de vagina y recto, con una torunda. La recogida de la muestra no es dolorosa, puede producir una ligera molestia, pero la recogida es muy rápida.

El resultado del exudado tiene una validez de alrededor de cinco semanas a partir de la toma de la muestra, por lo que si el parto no se produce en este lapso de tiempo, la prueba deberá repetirse.

¿Qué ocurre si el resultado del SGB es positivo?

El día del parto, si este cultivo es positivo, se administrará a la mujer, cuando esté de parto (contracciones regulares y dilatación de más de 3 cm.) una dosis de antibiótico intravenoso cada 4 o 6 horas, hasta el nacimiento del bebé.

Además se realizarán prácticas que eviten poner en riesgo la protección inmunitaria del bebé (salvo excepciones que lo impidan), y por tanto pueden prevenir la sepsis neonatal:

- Potenciar que todo bebé tome calostro, por su elevado concentrado en sustancias inmunoactivas.

- Asegurar que todo el contacto inicial de todos los recién nacidos sea con sus madres para la colonización inicial con la flora de su cuerpo, frente a la que existen inmunoglobulinas específicas en la leche de esas madres.

- Evitar el lavado del vérmix caseoso, ya que contiene péptidos y proteínas antimicrobianos.

- Asegurar el contacto ininterrumpido madre-bebé para evitar la reducción de la respuesta inmune producida por el estrés, y para facilitar el éxito de la lactancia materna.

Espero que sea de vuestra utilidad y os sirva.

¡Un saludo!

Para saber más: http://www.msssi.gob.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/pdf/equidad/ENSSR.pdf

Copa menstrual :Uso y ventajas

Aunque suelo dedicar muchas entradas al proceso embarazo-parto-postparto, las matronas hacemos muchas más cosas, entre ellas asesoramiento...