martes, 22 de marzo de 2016

Métodos para el control del dolor durante la dilatación y trabajo de parto: ANESTERIA PERIDURAL ¿Sí o No?



¡Hola a todos! Esta última semana no he podido actualizar con tanta frecuencia por motivos de viajes y vacaciones, pero vuelvo con muchos temas en el tintero y con muchas ganas.

Siguiendo la línea de los post sobre el control del dolor durante la dilatación y trabajo de parto, hoy quería continuar explicando un método muy extendido. Anteriormente comenté el AGUA para el control del dolor y LOS MASAJES.

Quería hablar sobre la ANESTESIA PERIDURAL, qué conlleva su administración, efectos que puede producir, etc.

¿Qué es la analgesia peridural o epidural?


La epidural consiste en la introducción de un anestésico local en el espacio epidural, de manera que las terminaciones nerviosas quedan bloqueadas. Es administrada por una anestesista a través de un catéter muy delgado que se introduce en la zona lumbar de la columna.
Calma dolor manteniendo sensación de tacto, presión y movimiento de las piernas

¿En qué momento se puede administrar la analgesia?


Cuándo el trabajo de parto esté instaurado , es decir, cuando las contracciones sean regulares e intensas y no paren.
Normalmente, a partir de 3cm dilatación,cuando el cuello del útero está borrado.
Es necesario firmar un consentimiento informado y ser informado de la técnica antes de su realización.

¿En qué consiste la técnica?


El médico inyecta el medicamento exactamente por fuera del saco de líquido alrededor de la médula espinal, denominado espacio epidural.
El medicamento insensibiliza o bloquea la sensibilidad en una cierta parte del cuerpo para que no haya sensación dolorosa.. Empieza a hacer efecto en aproximadamente 10 a 20 minutos y funciona bien para procedimientos más largos.
Se suele dejar un catéter en la zona de punción, y a través de él va pasando medicación constante durante el trabajo de parto.
Una vez administrada la analgesia, los miembros inferiores quedarán con una sensación de hormigueo, acorcharmiento. Como toda la zona desde barriga hacia abajo queda dormida, también la vejiga está "anestesiada". Será necesario ir realizando sondajes para vaciar la orina y evitar retenciones, ya que la mujer no notará sensación de orinar.

¿Qué efectos adversos puede producir la anestesia?


Puede producir algunos efectos, derivados de la punción o de los fármacos introducidos:

-Enlentecimiento o detención del proceso de parto . En algunos casos , en mujeres con analgesia peridural es necesario administrar oxitocina exógena por vía venosa para producir más contracciones, ya que la anestesia en ocasiones frena las contracciones .

- Pérdida de sensación de presión y de ganas de pujar: Según la dosis administrada, puede que algunas mujeres no noten a presión del bebé al final del parto y no puedan dirigir correctamente los pujos.

-A veces se producen escalofríos o bajadas de tensión de manera transitoria.

- Algunas anestesias no son del todo eficaces y pueden dejar zonas de dolor o tener que administrar mas dosis, o repetir la técnica.

-Dolor de cabeza después de la punción: Esto puede ocurrir si la aguja pasar del espacio epidural al intradural. Este dolor puede durar unos días y se recomienda si pasa esto beber mucha agua, y realizar reposo.

¿ Y al bebé, le afecta la anestesia?


La anestesia no produce efectos sobre el bebé, es una técnica segura.

¿ y al trabajo de parto, cómo afecta?

No hay más riesgo de cesáreas por administrar la analgesia peridural.

Al quedar dormida toda la zona de miembros inferiores, puede enlentecer la fase final del parto, es decir, el expulsivo.

Una vez puesta la anestesia la mujer quedará en la cama, y los movimientos serán mucho más limitados, por lo que el bebé , que tiene que pasar todo el canal del parto y realizar movimientos de rotación para colocarse de manera óptima, le costará más esfuerzo y a veces no se colocará correctamente. En estos casos el parto puede ser instrumentado (fórceps, vacuum).

¿Anestesia peridural, sí o no?


Creo que es una decisión muy personal, y que cada parto es diferente y cada mujer tiene un umbral del dolor y una manera de llevar las contracciones. Lo importante es tener la información para poder decidir, no hay una cosa buena y otra mala. Sin anestesia favorecemos las posiciones verticales, la gravedad y los movimientos de la madre para que el bebé se coloque de manera óptima. Con anestesia no hay dolor, la mujer está despierta y puede colaborar activamente en su parto, disfrutando igualmente de este momento único.


Un saludo, y espero que os haya servido!

Copa menstrual :Uso y ventajas

Aunque suelo dedicar muchas entradas al proceso embarazo-parto-postparto, las matronas hacemos muchas más cosas, entre ellas asesoramiento...