jueves, 29 de junio de 2017

Claves para un puerperio feliz

La vuelta a casa tras el parto y la adaptación al nuevo rol de padres y al nuevo entorno con el bebé no siempre es fácil. El puerperio es el período que abarca desde después del parto hasta que la mujer se ha recuperado física y psicológicamente.
Existen un montón de cambios hormonales, físicos y psicosociales y a veces la mujer se siente desbordada e incomprendida ante la nueva maternidad.


Os lanzo algunos consejos útiles en el puerperio para que sea más llevadero:



  • Descansa siempre que puedas. La típica frase de "duerme cuando tu bebé duerme" sería ideal, aunque es cierto que muchas madres aprovechan cuando el bebé duerme para ducharse, hacer cosas de la casa, cocinar, etc. Es importante dormir y aprovechar las horas de sueño cuando el o la peque duerman, ya que no volverás a dormir como antes tanto tú como tu pareja.
  • Pide ayuda. No te cortes.Si viene familia a casa aprovecha la visita para que te echen una mano, que os traigan un tupper con la comida, cuiden al bebé mientras tú aprovechas para ducharte, etc. Muchas veces las visitas buscan sentirse útiles, sobre todo los abuelos y familia cercana. 
  • Cuídate. Por dentro y por fuera. Es normal que los primeros días te de ganas de reír y llorar a la vez, que estés muy contenta por el nacimiento de tu bebé pero a la vez agobiada por el pecho,o preocupada por pequeñas cosas. Esta etapa pasará, entra dentro de la normalidad que sientas ambivalencias, y que estés cansada. Es importante cuidarse y dedicar unos momentos al día para arreglarse, verse guapa y subirse la autoestima. Aprovecha con tu pareja un ratito al día para hablar y desahogaros, compartir vuestras vivencias y apoyaros el uno en el otro.
  • Apóyate en tu pareja. Es un momento crucial en vuestras vidas, aprovechad cada momento que tengáis para daros cariño, hablar, estar el uno por el otro.
  • Confía en tu instinto y tu intuición
  • Disfruta de cada momento, es irrepetible. Aprovecha el vínculo con tu bebé, disfruta de los momentos con él y en familia, admira el milagro de la vida. 
  • Habla con otras madres o familias que hayan pasado por lo mismo.Verás que no eres un bicho raro y que es normal todo lo que te ocurre. Existen grupos de madres, de crianza, aulas de lactancia. Exprime los recursos.

    Espero que estos sencillos consejos os ayuden a vivir plenamente esta etapa.Y ya sabéis, las matronas estamos para ayudaros y acompañaros en esta etapa.

¡Un saludo!

Copa menstrual :Uso y ventajas

Aunque suelo dedicar muchas entradas al proceso embarazo-parto-postparto, las matronas hacemos muchas más cosas, entre ellas asesoramiento...