jueves, 3 de marzo de 2016

Masaje y contacto físico para alivio del dolor durante la dilatación y trabajo de parto.

Siguiendo la dinámica de la entrada control del dolor en el agua, hoy vamos a profundizar en la importancia del masaje y contacto físico durante la dilatación y trabajo de parto.

¿En qué consiste el masaje?

El masaje y el tacto tranquilizador durante el parto pretenden ayudar a las mujeres a relajarse y aliviar el dolor de las contracciones, transmitir interés, comprensión y procurar consuelo. Parece que las mujeres aprecian estas intervenciones que les hacen sentirse cuidadas y les producen bienestar.

El masaje incluye la manipulación de los tejidos blandos del cuerpo y se utiliza para ayudar a relajar los músculos tensos y suavizar y calmar a la mujer embarazada. Dos ensayos efectuados concluyen que la utilización del masaje durante el parto mejora la relajación y reduce el dolor porque mejora el flujo sanguíneo y la oxigenación de los tejidos.

Efectos del masaje en la gestante

Se recomienda el masaje y el contacto físico tranquilizador como un método de alivio del dolor durante la primera y la segunda etapa del parto ya que produce un efecto relajante, estimula la producción de endorfinas y disminuye las hormonas del estrés, además de que transmite interés y comprensión.

¿Cómo realizar el masaje?

  • Masaje superficial: con los pulpejos de los dedos sobre el abdomen, espalda, cuello, zona lumbar, pies.
  • Presión o masaje profundo: lumbar.
  • Puño, palma de mano, pelota pequeña, masajeador
Uso de aceites, cremas
Uso de bolsa de agua caliente (suero), semillas, toallas y compresas mojadas en agua fría frenteo nuca.

Consejos para hacer masajes durante el parto



  • Acariciar suavemente  el abdomen.
  • Sujetarlo fuerte cuando más duele.
  • Aplicar masajes firmes y circulares utilizando la palma de la mano en la parte central de la espalda o hueso sacro. Esto es especialmente útil cuando hay dolor en la espalda.
  • Apretar y soltar los músculos de los hombros.
  • Masajear todo el largo de la espalda hacia la cola, la cola y la parte posterior de las piernas; masajear la frente hacia las sienes, luego el cuello hasta los brazos.
  • Simplemente sujetar las manos.